25 de febr. 2020

Reflexion de la lectura de Miquel Missé “A la conquista del cuerpo equivocado”




Miquel Missé dedica su libro “A la conquista del cuerpo equivocado”   a explicar cómo llega a defender que el objetivo ha de ser el de la conquista del cuerpo, y modificar la visión que se tienen sobre las personas Trans (y por generalización a todas las personas diferentes).  



Quiero plantear mis reflexiones una vez leído este apasionante libro.
Es interesante plantearnos cómo percibimos a las personas, la necesidad que tenemos como especie a clasificar al ser humano en categorías binarias.




En la sociedad en la que vivimos hoy en día 2020 cuando nace una persona le miramos sus genitales y decidimos que es un “niño “ si tiene pene o una ”niña“ si tiene vulva y si no queda claro se recurre a la genética para poder clasificarlo XX o XY.  Y a partir de ese momento se le enseña a vestirse, a comportarse, a jugar, a relacionarse como la categoría  o género masculino o femenino que le ha tocado.



Una de las necesidades más básicas de nuestra especie es la de “sentirnos queridxs”,  junto con otras también muy primarias como son las de “protegernos”, Sentirnos integradxs en un grupo”,  también necesidad de “saber”, la de “tranquilidad”. Y estas necesidades, más nuestras experiencias pueden marcar nuestra forma de sentirnos y comportarnos.  Podemos llegar a hacer de todo por conseguir cubrir estas necesidades. 

Aquellas personas y Todo aquello que rompa con el esquema establecido, se considerará un error, una patología, un defecto que ha de ser modificado, curado, arreglado, tapado…. Y la propia persona que lo vive también tiene interiorizada esta creencia. Como por ejemplo;   Mujer sin pechos, mujer calva, mujer con barba, mujer con un solo pecho (por un tumor) , mujer con pene, mujer ”marimacho”, hombre con vulva, hombre “afeminado”,  hombre muy muy bajo, hombre con pene y pechos,  persona con mucho peso.   Y podría seguir dando ejemplos de personas que se comportan, o hacen cosas diferentes a lo esperado, por ejemplo Niñas que les apasionara los juegos de escalar, o futbol o hablar o moverse bruscamente , y niños que disfrutaran con muñecas y con pintarse las uñas o vestidos.


 Y cómo he comentado sobre las necesidades de sentirnos integrados , queridos y protegernos, todas estas personas suelen vivir mal su diferencia y hacen lo posible por trasformar su cuerpo  o esconderlo por formar parte de esa anhelada categoría binaria y pertenecer al grupo "normal"


Y según Miguel Missé  comenta que muchas personas que viven alguna de estas experiencias, piensa, aunque él se centra en las personas Trans  ( se podría generalizar)  “ la naturaleza es injusta y me ha dado un cuerpo equivocado. El objetivo es cambiarlo para poder entrar en una categoría de hombre o mujer y pasar desapercibidx" .   Y así Sentirse integrado en uno de los grupos,  y no destacar.  "Pero no es tu cuerpo el equivocado,es el sistema




Y la gran pregunta es “¿si estuviéramos en una cultura que todas las categorías anteriores  estuvieran incluidas como normales, como posibles, como válidas, (aunque algunas aparezcan con mayor probabilidad), existiría el sufrimiento del cuerpo equivocado y la necesidad de modificarlo?, ¿existiría la categoría Trans si fuera la mar de normal que hubiera mujeres con pene y hombres con vulva o sin ninguna de las dos variables anteriores??


Seria mucho mas sano dedicar el esfuerzo a que la gente se quisiera cómo es. Y que la diferencias es lo normal.


Claro está, que creemos que es más fácil modificar el cuerpo, a la persona, que modificar la cultura, el sistema.

Cap comentari: