14 de des. 2009

¿ES BUENO?

Ir con un bebé por la calle me está aportando oportunidades para pensar en aspectos que antes no me había planteado. Una de las preguntas que más me he encontrado es la de “¿Y es bueno?”

La primera vez que escuche la pregunta, como no tengo mucha experiencia en el mundo de los bebés, le respondí con otra pregunta; “-¿Qué quieres decir con que es bueno? –“.

La mujer me miró con cara de sorpresa y me comentó que si no lloraba.


Esta pregunta me hizo pensar en las atribuciones y significados que le damos a algunas cosas, personas y /o acciones. Si se coge la frase por su significado, se le atribuye el adjetivo de “bueno” a aquel bebé o niño que no llora, que no molesta y el de “malo” si llora mucho o te perturba con éste. ¡Vaya forma de empezar en la vida!, con una etiqueta de bueno o malo. Otro aspecto que me hizo pensar fue, que vivimos en una sociedad que percibe el llanto de forma negativa, y no como una expresión de una necesidad o de una emoción.


Me he encontrado con personas que al hacerles esta reflexión, me han comentado que no hay que darle tanta importancia a la frase. Pero yo me creo una frase que escuche una vez “cuidado con lo que te dices porque te lo puedes creer”. Y en terapia he encontrado personas que arrastran como una carga y con dolor, etiquetas que se les puso cuando eran pequeños. “Marta es muy fuerte, no llora con las películas”, “No seas tonta ese ejercicio es muy fácil”; Rosa, eres muy patosa , has tirado todos los bolis” (el listado podría ser larguísimo)….. Cuando una persona se cree una etiqueta, sin darse cuenta puede acabar actuando como si de verdad fuera esa su identidad. El problema de la palabra “ERES” es que no da opción a nada más.

Quizá da más opción al cambio, a ser libres, palabras como “HACER” o “ESTAR”.

Las siguientes veces que me preguntaron la misma cuestión “-¿ES BUENO?”-mi respuesta fue “Se porta muy bien; a veces llora, a veces ríe, a veces se enfada…”

1 comentari:

spit ha dit...

Una reflexión sencillamente genial Eva!!!

La verdad que me ha hecho pensar muchísimo en la forma que utilizamos el lenguaje, y muchos nos podemos definir como víctimas pero a la vez verdugos de esa forma de hablar.

Sería interesante definir mejor el significado que tienen las palabras antes de, simplemente, decirlas.

Gracias por hacer que piense en ello.
Un beso.